fbpx

¿Qué es el Open Rate Mailing y cómo mejorarlo?

¿Le puede interesar a alguien que conoces?

El Open Rate Mailing es una métrica perteneciente al campo del Email Marketing que nos da el porcentaje de aperturas de nuestras campañas de Emailing.

Es decir, cuántos usuarios abren nuestros correos sobre el total de los enviados.

No hace falta decir que es un KPI básico para conocer si nuestra estrategia y el canal son exitosos o no, aunque hay distintas métricas adicionales como el comportamiento del usuario dentro del email que también hay que tener en cuenta, todas ellas se sustentan sobre la principal que da origen a las demás, el Open Rate Mailing.

Cualquier herramienta de Emailing que podamos usar nos da este dato siempre en cualquier campaña que hagamos.

¿Por qué tenemos un Open Rate Mailing bajo en nuestras campañas de Email Marketing?

Pues puede haber un motivo principal o un conjunto más pequeño de distintos factores que resulten en una tasa baja:

1.- Mucho volumen de suscriptores inactivos.

Porque son antiguos, porque no hemos validado como deberíamos (cuidado a nivel legal) que los emails son reales y hay personas detrás, o por cualquier otro motivo.

Sobre este factor recomiendo hacer limpiezas periódicas de emails rebotados para limpiar los inactivos porque no hay nadie detrás.

Y por otro lado de forma menos continua pero también planificada, realizar limpiezas de usuarios que reciben los correos pero nunca los abren, quizá en este sentido si no queremos perder esa información y eliminarla sin más lo que sí haría sería remitirlos a otra base de datos, pensada exclusivamente para activar de nuevo a estos usuarios con otro tipo de mensaje. De hecho todo esto lo podemos incluso automatizar.

2. Base de datos no segmentada y envíos generalistas.

Tener una BDD sin segmentar con envíos generales cuando tenemos distintos targets dentro de ella que esperan recibir distintos mensajes es también un error típico.

Esto provoca que si bien los primeros envíos sobre un nuevo suscriptor no rompan el Open Rate Mailing, a medio plazo el interés del mismo desciende paulatinamente hasta afectar a la tasa de apertura.

Lo ideal es segmentar cuando captamos al suscriptor, pero la tecnología de automatización actual nos permite además segmentar a los suscriptores por medio de su comportamiento en los distintos envíos. Si abre mucho o poco sobre un tema u otro le aplicamos un interés determinado y eliminamos los envíos sobre él de temas en los que no tiene interés.

3.- Cuida el asunto.

El asunto es lo primero que ve el usuario cuando recibe nuestro email, y es lo que le empujará a abrirlo o a eliminarlo.

Un error típico es colocar un asunto demasiado genérico, comercial, con llamadas a la acción exageradas, que provocan un efecto contrario (el usuario está cansado de recibir SPAM cada día). Ser descriptivos, y si podemos aplicar un toque original, una pregunta, algo que incite la curiosidad, ese es el objetivo.

Otro elemento del asunto es la personalización, al tener el nombre del usuario podemos colocar una variable y parece que le estemos hablando a él, una práctica muy típica en los cumpleaños por ejemplo donde todas las marcas a las que estamos suscritos nos felicitan.

Al principio esta práctica estaba muy bien, pero con el tiempo el usuario (aunque depende del target) se ha digitalizado cada vez más y sabe que su nombre en el asunto o el mensaje es algo automático, por lo que pierde ese efecto que busca.

4.- Cuida el mensaje.

Otro error es enviar mucha cantidad de elementos en el mensaje, nuestros productos destacados, testimoniales, un código de descuento, las últimas publicaciones de Redes Sociales, los accesos a Redes Sociales, al Blog…

Menos es más porque el usuario no tiene tiempo de verlo todo y su atención se diluye. Hay que enfocar.

¿Qué queremos conseguir con este email?

Si es Branding un simple mensaje de texto más las Redes Sociales o publicaciones determinadas en el Blog pueden ser un buen mensaje.

Si es venta hay que olvidarse de las Redes Sociales porque van a entorpecer la venta y enviar al usuario a una buen oferta con sensación de urgencia y/o quizá alguna publicación del Blog preparada para cerrar sus dudas y cerrar también la venta.

Hay que plantear en cada envío un objetivo principal y dirigirse a él, esto de forma directa parece que no afecte al Open Rate Mailing, pero un buen mensaje que cumpla las expectativas siempre genera interés sobre próximos envíos 🙂

5.- Cuida el día y la hora de envío.

Es fundamental en base a si somos un B2B o un B2C y dentro de estos dos amplios espectros, qué perfil tiene nuestro usuario medio.

¿Cuál es la mejor hora para enviar? Pues hay estadísticas que dicen que al medio día es la mejor hora de envío y que los lunes son horribles, pero como comento depende tanto del tipo de usuarios que tenemos que creo que debemos aplicar un poco el sentido común, establecer distintos días y horarios en los que pensamos que mejor va a funcionar y cuando tengamos unos cuantos envíos realizados y estadísticas encima de la mesa podremos saber qué horario y qué fecha nos funcionan mejor a nosotros.

¿Cuál es un buen Open Rate Mailing?

Pues no hay una cifra exacta pero sí aproximaciones lógicas según mi criterio.

  • Menos del 15% lo considero una tasa mala y hay que valorarla.
  • Entre un 15% – 20% y un 40% está bien, por ejemplo los clientes en mi agencia tienen una media del 30% – 35% que consideramos, dado el volumen de las BDD, buenas tasas.
  • Más de un 40% es genial pero muy complicado, normalmente se da en bases de datos muy pequeñas, o en nichos de Mercado muy concretos.

¿Cómo trabajas en tu empresa el Email Marketing? ¿Te puedo ayudar?

¿Qué es el Open Rate Mailing y cómo mejorarlo?

¿Le puede interesar a alguien que conoces?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba