¿Cómo segmentar correctamente una base de datos?

Es bien sabido que el éxito de cualquier campaña de marketing online depende de la calidad de la base de datos. Y es que, esa lista de datos de contacto representa el tesoro más preciado para PYMES y grandes empresas españolas que desean ganar visibilidad en el agresivo mercado actual. Ahora bien, comprar base de datos se ha convertido en una opción favorable para agilizar la ejecución de las estrategias de marketing. No obstante, es una decisión que merece responsabilidad, pues no solo se trata de adquirir un almacén de datos con miles de contactos, sino de la calidad que ofrece esa información para impulsar las campañas de marketing digital.

¡Pero descuida, no es una misión imposible! La mejor garantía para lograr bases de datos a la medida de los objetivos de tu campaña es aplicar una segmentación precisa. La intención es alcanzar a esos clientes potenciales que se identifican con el producto o servicio que se ofrece. 

La segmentación es un paso contundente si lo que se busca es captar la atención de una audiencia específica sin perder tiempo ni inversión. ¿Quieres segmentar tu base de datos? ¡Aquí te diremos cómo lograrlo!

Tipos de segmentación de una base de datos

Para conseguir una segmentación precisa y acorde a los objetivos de la campaña, debes conocer cuáles son los tipos de segmentación más comunes y efectivos. Por tanto, compra base de datos de calidad o crea una a la medida aplicando los siguientes tipos de segmentación:

Segmentación por perfil demográfico y geográfico

Este tipo de segmentación es imperativa para optimizar cualquier estrategia de marketing digital. Se trata de conocer datos importantes como la edad, género, estado civil, características del núcleo familiar, provincia o comunidad donde reside, profesión u ocupación, puesto laboral, entre otros.

Sin duda, esta información incide de forma directa sobre los gustos y necesidades de los clientes. Por ello, el hecho de contar con variables de segmentación de este tipo garantiza la precisión de los mensajes publicitarios enviados a través de los canales digitales.

Segmentación por comportamiento o conducta de los usuarios

Otro tipo de segmentación que no se puede subestimar es la que se enfoca en el comportamiento de los usuarios a la hora de interactuar con la campaña de marketing digital.

Esta permite identificar lo que sucede con los usuarios durante la visita al sitio web, cuáles son sus estadísticas de compras online o en qué punto han decidido abandonar el sitio. La segmentación de la base de datos por comportamiento de los usuarios favorece la creación de comunicaciones publicitarias más relevantes que cautivan su interés y mejoren su experiencia digital. Asimismo, garantiza la optimización del retorno de la inversión (ROI) sin atentar contra el presupuesto de la campaña.

Segmentación en función de la última compra

Mantener la base de datos actualizada es determinante para el éxito de la campaña de marketing. En este caso, utilizar variables de segmentación en función de la última compra del usuario es ideal para optimizar los recursos que se presentan en las comunicaciones comerciales.

Conocer este tipo de información permite mejorar lo que se ofrece en las campañas, incluso apostar por servicios complementarios al último estilo de compra del cliente para captar su atención e interés.

Lo que debes hacer para segmentar correctamente una base de datos

¿Quieres lograr una segmentación precisa para tu campaña de marketing digital? Presta atención a los siguientes consejos infalibles para que consigas resultados favorables a nivel de ganancias y fidelización.

Identifica tu target de clientes

Si quieres lograr una segmentación precisa de la base de datos, debes empezar por definir cuál es el buyer persona o cliente ideal de tu marca.

Esta acción facilita la aplicación de variables de segmentación precisas que permitan filtrar y conseguir esos contactos con intereses y comportamientos de compra acordes al nicho comercial de la empresa.

Haz crecer tu base de datos

Crea o compra bases de datos que permitan una constante actualización de la información. Esto, sin duda, da paso a nutrir la lista de contactos con clientes nuevos y depurar aquellos datos de contacto que ya no están vigentes para hacer llegar las comunicaciones comerciales.

Existen diversas estrategias para hacer crecer una base de datos y mantenerla actualizada. Por ejemplo, crear campañas a través de redes sociales o email marketing donde se ofrezca contenido digital gratuito a cambio del correo electrónico y otros datos de contacto de los usuarios.

Cuida los criterios de segmentación y aplica los KPIs

Recuerda que no se trata de tener miles de variables de segmentación, sino de la calidad de las mismas. Algunos criterios de segmentación no son de valor y dificultan la medición de los resultados. Por tanto, lo mejor es definir tales criterios en función de los objetivos que se desean alcanzar en la campaña.

Asimismo, no podemos dejar de hacer mención a la utilidad de los KPIs (Key Performance Indicator, en inglés) o Indicador Clave de Desempeño de cara a la segmentación de la base de datos. Este conjunto de métricas permiten conocer la productividad de la campaña lo que otorga una visión directa de la efectividad de los criterios de segmentación utilizados en la base de datos.

Observa, analiza y mide los resultados

Creer que la medición de los resultados de las campañas de marketing no está vinculada a la segmentación de la base de datos, es un error imperdonable. La idea de usar herramientas automatizadas para medir los resultados en tiempo real, ofrece información precisa sobre cuán efectivas han sido las variables de segmentación en la base de datos para email marketing, call center, SMS marketing o telemarketing.

Este recurso permite evidenciar si realmente la campaña está llegando a los clientes potenciales, cuál es el estado de la tasa de conversiones y el nivel de fidelización que se ha ganado. En caso de que los resultados no sean los esperados, con la información obtenida es posible aplicar mejoras precisas sobre la segmentación de la base de datos que repercutan de forma positiva sobre el alcance de los objetivos de la campaña.

¿Por qué es tan importante segmentar la base de datos?

En concreto, el éxito de cualquier campaña de marketing directo como el email marketing, SMS marketing o las campañas de telemarketing, está precedido por una segmentación minuciosa de la base de datos.

Para que tengas una idea más clara, el hecho de tener una lista con datos de particulares o datos de empresas a la medida de tu nicho de mercado, facilita la personalización de las campañas optimizando así la tasa de conversiones y las futuras fidelizaciones.

Asimismo, utilizar una segmentación de calidad garantiza la precisión de las comunicaciones comerciales. Por tanto, con esta acción se consiguen bases de datos que ofrecen información relevante sobre el perfil y comportamiento del público objetivo al cual se quiere llegar.

En síntesis, la correcta segmentación permite depurar la lista de contactos, mantener los datos actualizados, conseguir resultados efectivos de cara a las acciones digitales, ahorrar tiempo y mejorar el rendimiento del plan de marketing digital.

¿Cómo segmentar correctamente una base de datos?
Scroll hacia arriba